Utilización de la energía

La primera fuente de energía que utilizó el hombre fue el fuego, hace más de medio millón de años. La importancia de este descubrimiento fue fundamental para para la supervivencia y progreso de la raza humana.

Imaginen una caverna fría y húmeda, donde cualquier depredador podía entrar a saciar su hambre. Imaginen ahora la misma caverna con fuego que da calor y luz, aleja las fieras y permite cocinar. Tal vez esos recuerdos ancestrales hagan que nos guste tanto estar frente al fuego.

Lo que alimentaba esos primitivos y sigue alimentando los actualmente tecnificados es lo que llamamos BIOMASA que capta y acumula energía solar por medio de la fotosíntesis, transformándola en energía química que puede ser acumulada (por ejemplo: leña) por largos períodos. El sol del verano es acumulado para calentar sucesivos inviernos futuros. No solo suministra la energía del sol como combustible sino que provee el oxígeno necesario para su combustión.

Todo el oxígeno de la atmósfera ha sido y es suministrado por la fotosíntesis. El CO2 de la combustión es vuelto a utilizar por las plantas para crecer. Estas ventajas hacen que la biomasa se haya transformado en la más importante de las energías renovables.

Participación de cada energía en el consumo energético primario sostenible en la Unión Europea del año 2010
Fuente: 10th EurObserv'ER Report 2011

Comparación de la tendencia actual de los distintos tipos de biomasa en la Unión Europea (en Mtep)

En la Argentina existe gran potencialidad para el uso de la biomasa. Actualmente solo es un 3% del consumo energético total, mientras que en Uruguay es el 17% y el Brasil el 30,9%. Según un estudio de la FAO y el INTA la producción sustentable de biomasa podría suministrar potencialmente mas de la mitad de la energía en nuestro país.

Por todos estos motivos la biomasa va a ocupar un lugar cada vez más importante en el abastecimiento energético argentino.

Biofuego se especializa en la investigación desarrollo y fabricación de sistemas y artefactos que utilizan biomasa.